Sociedad | 26/02/2020 22.33

Conflicto gremial El gobernador del Chubut inauguró el ciclo lectivo en medio de un paro docente

En el mismo marco, el ministro de Educación, Andrés Meszner, cuestionó la medida gremial.

Mariano Arcioni

Mariano Arcioni

Facebook

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, inauguró esta mañana el ciclo lectivo 2020 en con un breve acto que se realizó en la escuela 56 de la comuna rural del dique Florentino Ameghino, en medio de un paro docente por 72 horas convocado por los principales gremios a partir de hoy.

En la ceremonia realizada en la pequeña villa turística ubicada 120 kilómetros al oeste de la capital provincial, el mandatario estuvo acompañado por el ministro de Educación, Andrés Meszner, quien cuestionó la medida gremial.

"Como lo dijimos en otras oportunidades, les pido a los docentes que valoren el esfuerzo que realiza el gobierno para sostener el salario, que tiene uno de los básicos testigo más altos del país", señaló el funcionario.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Educación del Chubut (Atech), Santiago Goodman, evaluó en diálogo con Télam que "el nivel de acatamiento supera el 80% según la información que se brindó de cada regional", que son seis y representan a cada comarca de la geografía chubutense.

"Hoy y mañana los docentes volverán a las asambleas escolares para decidir los pasos a seguir, pero si no hay ninguna modificación al escenario que motivó la medida, no cambiará nada", advirtió el dirigente sindical.

La secretaría de Trabajo del Chubut había convocado para hoy a las 8 hs. una audiencia de conciliación obligatoria que el sindicato rechazó por "tratarse de un acto cuyo único fin es evitar el ejercicio de derecho a huelga de los trabajadores ante el incumplimiento del Estado de las obligaciones a su cargo".

Comunicado de ATECH en redes sociales

En la nota que presentó la Atech ante la cartera laboral -a la cual tuvo acceso Télam- se plantea que la conciliación obligatoria es de imposible cumplimiento porque "le tendrían que pedir al gobierno del que forman parte, que abone los haberes de los empleados en legal tiempo y forma y cumpla con el resto de los requisitos" como para retrotraer lo actuado al inicio del conflicto.

La alusión responde a que la provincia pagó dos rangos de los sueldos correspondientes a enero a sus empleados públicos, pero faltan otros dos en los que deberían incluirse a quienes cobran por encima de los 65.000 pesos, una situación en la que se encuentran muchos maestros con antigüedad, directivos y supervisores, según indicaron fuentes sindicales.

El gremio docente considera además que "esa Secretaría (por la de trabajo) no puede mantener la característica esencial de ser un ente imparcial y de generar confianza entre las partes justamente por su relación de pertenencia y coincidencia con el proyecto de gobierno que conduce el Estado".